Ventajas ambientales

La gran repercusión que tiene el impacto ambiental de la edificación en nuestra sociedad encuentra en los materiales 100% reciclados (y en el caso de la parte compuesta por fibras de algodón, también naturales y renovables) como NITA-COTTON®, una oportunidad para su reducción. Esto es así porque la reconversión de residuos en materias primas reduce significativamente los efectos negativos de la fabricación de los materiales: el consumo de recursos no renovables, el gasto energético y las emisiones de efecto invernadero de la producción, la liberación de tóxicos al medio y la generación de residuos sólidos, entre otros.

Energía, emisiones de efecto invernadero y toxicidad ambiental causada por la fabricación de distintos materiales de aislamiento térmico.

Comparación de emisiones de efecto invernadero de fabricación para distintos materiales empleados en una misma solución de fachada, con idéntico grado de aislamiento térmico.

Emisiones de efecto invernadero, aislamientos en mantos/placas.
(Incremento respecto del valor más bajo)

Emisiones de efecto invernadero, aislamientos en granel.

Pero además de reciclada, la fibra de algodón NITA-COTTON® es reciclable, porque la fibra recuperada en demolición o rehabilitación de edificios puede una vez tratada, incorporarse al ciclo de fabricación de nuevos mantos y a granel. Así se evitan unos de los problemas ambientales más importantes de la construcción, que son el consumo de recursos no renovables y la generación de residuos sólidos.